No mas miedo.


Imagen

Dios no quiere que vivas en temor.

El primer fruto del pecado es el miedo.

 

Génesis 3:10: Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve MIEDO, porque estaba desnudo; y me escondí. 

El Mundo nos odia porque nos teme;

Marcos 11:18: Y lo oyeron los escribas y los principales sacerdotes, y buscaban cómo matarle; porque le tenían MIEDO, por cuanto todo el pueblo estaba admirado de su doctrina. 

 

El miedo hace que lo que temes te sobrevenga. Imagen

 

Jeremías 42:16: sucederá que la espada que teméis, os alcanzará allí en la tierra de Egipto, y el hambre de que tenéis TEMOR, allá en Egipto os perseguirá; y allí moriréis.

 

1 Juan 4:18: En el amor no hay TEMOR, sino que el perfecto amor echa fuera elTEMOR; porque el TEMOR lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 

El que camina con Dios no ha de temer.

 Deuteronomio 31:6: Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis MIEDO de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparare.

 2 Reyes 6:16: El le dijo: No tengas MIEDO, porque más son los que están con nosotros que los que están con ellos. 

Isaías 8:12: No llaméis conspiración a todas las cosas que este pueblo llama conspiración; ni temáis lo que ellos temen, ni tengáis MIEDO

Ezequiel 2:6: Y tú, hijo de hombre, no les temas, ni tengas MIEDO de sus palabras, aunque te hallas entre zarzas y espinos, y moras con escorpiones; no tengas MIEDO de sus palabras, ni temas delante de ellos, porque son casa rebelde. 

Juan 14:27: La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga MIEDO

Salmos 27:1: Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré?
Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

Salmos 34:4: Busqué a Jehová, y él me oyó,
Y me libró de todos mis temores.

Proverbios 1:33: Mas el que me oyere, habitará confiadamente 
Y vivirá tranquilo, sin TEMOR del mal. 

 Proverbios 3:25: No tendrás TEMOR de pavor repentino, 

Ni de la ruina de los impíos cuando viniere, 

 Isaías 51:12: Yo, yo soy vuestro consolador. ¿Quién eres tú para que tengas TEMOR del hombre, que es mortal, y del hijo de hombre, que es como heno? 

 Romanos 8:15: Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en TEMOR, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! 

Hebreos 2:15: y librar a todos los que por el TEMOR de la muerte estaban durante toda la vida sujetos a servidumbre. 

 

 

Etiquetado , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: